Me confundí de profesión

El precio del menú ronda actualmente los 13 euros, pero las Cortes aragonesas subvencionan directamente el 75%, así que los diputados solo tendrían que abonar del orden de tres euros. Esa subvención del 75% se extiende también a los trabajadores de la institución. La diferencia entre unos y otros es que, al final, los diputados ni siquiera tienen que pagar de su bolsillo esos tres euros, porque es costumbre que canjeen unos vales de comida que les aporta cada grupo parlamentario.

(…)

La subvención íntegra de la que se pueden beneficiar los diputados de las Cortes de Aragón es una ventaja añadida a la retribución que cada uno tiene asignada. Sin contar cotizaciones a la Seguridad Social, el próximo año este Parlamento regional se gastará 2.713.490 euros en los sueldos de sus 67 parlamentarios. Sale a una media de 40.500 euros de sueldo anual por diputado, pero los hay que superan claramente esa media -según el cargo que ostente en el seno de la Cámara-.

Además, las Cortes de Aragón repartirán 3.345.364 euros en subvenciones a grupos parlamentarios —PP, PSOE, PAR, CHA e IU— y reserva más de un millón de euros para dietas y kilometraje.

Lo dicho: me confundí de profesión…

Anuncios

La Navidad es un circo

Beatriz Talegón Navidad

Y yo soy una proletaria de pro que escribe desde un iPhone, instrumento de comunicaciones inventado en la Cuba castrista con ayuda de la URSS y la China de Mao

Porque es muy cómodo decir que los demás somos unos capitalistas asquerosos, casposos y babosos y luego participar del mismo circo capitalista. La diferencia es la razón de las actuaciones de cada uno: porque regalar algo pensando en la persona a la que va dirigido para celebrar la alegría de la Navidad, es algo que a esta buena kamarada se le escapa.

Más claro, agua

won't be againstPara que sepáis más sobre este endividuo, podéis leer esto, esto y esto.

Lo que desde luego no se le puede negar es que habla clarito. Por supuesto, a los musulmanes que todavía tienen la cabeza en su sitio, esto no les gusta y no me extraña. Pero también debería estar muy enfadado el contribuyente, porque el endividuo en cuestión resulta que vive de la caridad pública… Hmmm. No hay nada como ser un vago y montárselo para vivir del cuento, asustando a todo el mundo no vaya a ser que seas del Grupo del Infienno, pero viviendo del dinero de ellos… :mrgreen:

Eso sí, deberían darles una cantidad para tilas, porque se les ve un poquito tensos. Masajes, no, que todavía no están con las huríes…