Las cosas del Fisco

El PP garantiza que la independencia de la Agencia Tributaria. Pero los hechos, al menos desde fuera, parecen indicar que lo que se quiere es que no lo sea

La última dimisión culmina un rosario de destituciones y renuncias que comenzó el 28 de junio con el nombramiento al frente de la Agencia de Santiago Menéndez en junio tras la dimisión de Beatriz Viana por el supuesto error con el DNI de la Infanta en el marco de la investigación de la venta de unas fincas dentro del caso Noós. Su sustituto fue Menéndez, procedente de Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF). Nada más llegar al cargo, acometió una auténtica purga en el organismo, con la destitución del delegado de Grandes Contribuyentes (Ángel Mariano Serrano), la directora del Departamento de Recursos Humanos (Sara Ugarte), la del Departamento de Recaudación (Ana Fernández-Daza) y la del Departamento de Gestión Tributaria (María Ángeles Fernández).

(…) La renovación continuó con otros cargos regionales de menos relevancia hasta que la crisis estalló hace dos semanas, cuando se produjo la destitución de Dolores Linares, jefa adjunta de la Delegación de Grandes Contribuyentes. Según fuentes cercanas a la AEAT, este cese se justifica porque desobedeció una orden directa de sus superiores de aplazar el expediente de Cemex sobre una sanción de varios cientos de millones. Sin embargo, fuentes cercanas a antiguos altos cargos del PSOE (como Inmaculada Vela, cuyo último cargo fue directora de Loterías, o Juan Manuel López Carbajoúltimo secretario de Estado de Hacienda de la era Zapatero) aseguran que se trata de una nueva purga ya que no hubo ninguna orden y Linares hizo lo único que podía hacer en el caso de la cementera.

La inspectora desestimó un recurso interpuesto por Cemex, que ha apuntado que:

“se reserva el derecho de emprender acciones legales contra quien resulte responsable por la divulgación de información imprecisa, tendenciosa o que por su contenido contravenga las disposiciones legales vigentes”.

Algo lógico y normal en el contexto señalado. Nadie duda de que ejercitarán sus derechos.  Lo raro sería que no lo hicieran. Pero lo interesante es que lo digan justo ahora, cuando nadie puede reprochar a la Inspectora su actividad, salvo que no tenga ni idea del procedimiento inspector.

Pero dentro de la política española:

La propia Agencia Tributaria ni siquiera tiene hoy un Estatuto orgánico que le dé autonomía frente al poder político pese a que ya se habló de ponerlo en marcha hace dos décadas, en tiempos de Borrell.  Y su director general -que es un puesto de trabajo eminentemente técnico- es un satélite del ministro de Hacienda de turno, lo cual empaña su independencia y hace correr las sospechas de todo tipo de favoritismos.

Y se anuncian más destituciones, ofrecimientos que parecen absurdos y dimisiones varias.

Para opinar, seguiremos pendientes de lo que ocurra en las próximas semanas…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s